Warenkorb

  • Dein Warenkorb ist leer

Como guardar los zapatos de piel en el cambio de temporada.

de Blog

El calor nos va dejando, los días se acortan y el verano se va convirtiendo en un recuerdo, la llegada del frío es inminente y nos toca hacer el cambio de armario de la temporada. Las sandalias van ir dejando paso a las botas y botines y es importante que guardemos nuestro calzado de verano de una forma adecuada, para mantenerlo impoluto hasta la llegada del buen tiempo. En Martin Natur te ofrecemos unos sencillos tips, para que tu calzado de piel tenga una larga vida.


Con el cambio de temporada, tendemos a guardar todo en cajas, que sino están perfectamente selladas, acaban cogiendo polvo y humedad y estropeando todo lo que hay en el interior. Para evitarlo, guarda tus zapatos en una bolsa de algodón y con sus hormas correspondientes, para conservar su forma. Intenta que sea en un sitio climatizado y oscuro, como el armario. Evita lugares muy fríos o calurosos, como desvanes o garajes o tus zapatos acabarán por deteriorarse. A parte de esto, es importante que no amontones el calzado uno encima de otro o acabarán por deformarse pasados unos meses.


Limpia tus zapatos antes de guardarlos. En el caso del calzado de piel es importante, eliminar el polvo y la suciedad antes de meterlos en cajas. Utiliza un cepillo suave que no ralle el material, incluso añade un poco de grasa al zapato en cuestión si así lo requiere. Esto hará que tus accesorios estén en perfecto estado cuando vuelvas a sacarlos.


Aunque suene una obviedad, es fundamental que nuestro calzado esté totalmente seco cuando decidamos almacenarlo. Si guardas el calzado aún húmedo, puede deformarse y coger malas olores. Del mismo modo, y para evitar olores y desgastes de la piel, esquiva utilizar bolsas de plástico. Una de las premisas más importantes, para mantener intacto el calzado de piel es la de que respire. Sigue estos sencillos consejos y alarga la vida de tus zapatos.

Related Articles